Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Laboral nº de 12 de Agosto de 2014 - Jurisprudencia - VLEX 552700066

Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Laboral nº de 12 de Agosto de 2014

Ponente:Gustavo Hernando López Algarra
Número de Providencia:SL14293-2014
Historial del Caso:Resuelve recurso contra sentencia de Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, Sala Laboral, de 30 de Octubre de 2009
Sentido del Fallo:CASA PARCIALMENTE / FALLO DE INSTANCIA - REVOCA\nPARCIALMENTE
Fecha de Resolución:12 de Agosto de 2014
Emisor:Sala de Casación Laboral
RESUMEN

PENSIONES » INDEXACIÓN » INDEXACIÓN DE LA PRIMERA MESADA PENSIONAL » FÓRMULA » ANÁLISIS DE PRUEBAS - Error de hecho del ad quem al tomar como base de liquidación un valor diferente al acreditado

 
EXTRACTO GRATUITO

Bogotá, D.C., doce (12) de agosto de dos mil catorce (2014).

Decide la Corte el recurso de casación interpuesto por el apoderado de la INDUSTRIA AGRARIA LA PALMA S.A. – INDULPALMA-, contra la sentencia proferida por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, el 30 de octubre de 2009, en el juicio que le promovieron R.H.F. y J.E.S.J..

R.H.F. y J.E.S.J. llamaron a juicio a la INDUSTRIA AGRARIA LA PALMA S.A. – INDULPALMA, con el fin de que fuera condenada a reliquidarles el valor inicial de sus pensiones de jubilación y, en consecuencia, se les pagara la actualización del ingreso base de liquidación, las diferencias causadas, los incrementos legales, las mesadas adicionales de junio y diciembre y las costas procesales.

  1. fundamentar sus peticiones, básicamente, adujeron que el señor R.H.F. laboró para la empresa demandada, entre el 28 de octubre de 1977 y el 22 de junio de 1994, que el sueldo promedio del último año equivalió a $143.762 y que le reconoció la pensión de jubilación a partir del 14 de marzo de 1998, con un valor inicial de $203.826; que J.E.S. prestó sus servicios personales para la accionada, desde el 28 de octubre de 1977 hasta el 22 de junio de 1994, con un salario mensual equivalente a $168.580, que comenzó a disfrutar su pensión desde el 5 de diciembre de 1997, en un monto de $172.000; que, entre el momento del despido y el del acceso a las prestaciones, se generó una devaluación de la moneda, que les ocasionó un perjuicio en sus ingresos económicos; y que solicitaron a la empresa la indexación de la primera mesada pensional, pero éste fue negado por aquélla.

Al dar respuesta a la demanda, (fls.92- 105 del cuaderno principal) la empresa accionada se opuso a las pretensiones y, en cuanto a los hechos, reconoció como ciertos las vinculaciones laborales de los demandantes, los extremos laborales de las mismas y el otorgamiento de las pensiones de jubilación; consideró algunos como apreciaciones de la parte actora; y negó los demás. En su defensa propuso las excepciones de prescripción para ambos demandantes, cosa juzgada respecto del derecho reclamado por J.E.S.J., inexistencia de las obligaciones demandadas, falta de causa y cobro de lo no debido.

El Juzgado Tercero Laboral del Circuito de Bogotá, al que correspondió el trámite de la primera instancia, mediante fallo de 25 de abril de 2007 (fls. 189-197 del cuaderno principal), declaró probada la excepción de cosa juzgada respecto del demandante J.E.S.J. y absolvió a la entidad demandada de todas las pretensiones de la demanda inicial.

Al conocer del proceso, por apelación interpuesta por los demandantes, el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, mediante fallo de 30 de octubre de 2010 (fls.216-232 del cuaderno principal), revocó totalmente la proferida por el a quo y, en su lugar, condenó a la demandada a pagar como primera mesada pensional a favor de R.H.F. la suma de $427.343.05, a partir del 14 de marzo de 1998, así como las diferencias causadas; y a favor de J.E.S.J. el monto de $463.382.09, desde el 5 de diciembre de 1997 junto con las diferencias no pagadas; y declaró probada la excepción de prescripción propuesta por la empresa, respecto de las mesadas causadas con anterioridad al 3 de mayo de 2001.

En lo que interesa al recurso extraordinario, el Tribunal consideró como fundamento de su decisión, que le asistía razón a la parte apelante, por cuanto el fallador de primera instancia había incurrido en grave error, al estimar que se había configurado la cosa juzgada, respecto del demandante J.E.S.J.; que sobre el punto, el artículo 332 del C.P.C., aplicable por analogía a los juicios laborales, disponía que operaba siempre y cuando se dieran los requisitos de identidad de partes, de objeto y de causa petendi; que, respecto del juicio anterior que había definido el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Armenia, lo cierto era, que existía identidad de partes, respecto del citado actor, pero no de objeto y causa petendi, pues, del análisis comparativo aparecía con claridad, que el proceso previo había versado sobre el reconocimiento de la pensión de jubilación, mas nó, sobre el tema de la indexación o corrección monetaria, de suerte, que debía revocarse la decisión de primera instancia en este punto concreto.

Adujo, frente a la indexación de la primera mesada pensional que se evidenciaba a folio 20 y 23 del expediente la carta No. 5000001-066-98 del 9 de marzo de 1998, expedida por la empresa demandada, mediante la cual se le había otorgado la pensión de jubilación al demandante R.H.F., a partir del 14 de marzo de 1998; que de igual forma se encontraba acreditado que éste había laborado para la entidad demandada, desde el 28 de octubre de 1977 hasta el 22 de junio de 1994 y que había adquirido el derecho pensional el 14 de marzo de 1998, cuya primera mesada ascendía a $203.826; que, de otra parte, también se había probado que el demandante J.E.S. era pensionado, en virtud de sentencia judicial emitida por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Armenia, en la que se había concedido la pensión restringida de jubilación en cuantía inicial de $81.724.44, desde el 5 de diciembre de 1997, además de que había laborado desde el 28 de octubre de 1977 hasta el 22 de junio de 1994 y que había recibido su primera mesada pensional desde el 30 de diciembre de 2000 por la suma de $260.100.

Precisó que independientemente de las tesis previamente sostenidas por la jurisprudencia, lo cierto era que en la actualidad el tema de la indexación de la primera mesada pensional se encontraba claro, pues se había unificado la jurisprudencia, a través de diferentes sentencias de la Corte Constitucional y de esta Corporación, en las que se reconocía dicho beneficio tanto para las pensiones proporcionales de jubilación como para las convencionales; que, efectivamente, el Tribunal Constitucional se había pronunciado en la sentencia C- 862 de 2006 de la cual citó extenso aparte, y esta S. había definido el tema, entre otras, en la sentencia de 31 de junio de 2007,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS