Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Penal nº 40370 de 10 de Junio de 2015 - Jurisprudencia - VLEX 592920142

Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Penal nº 40370 de 10 de Junio de 2015

Ponente:José Luis Barceló Camacho
Fecha de Resolución:10 de Junio de 2015
Emisor:Sala de Casación Penal
Número de Proceso:40370
Número de Providencia:SP7278-2015
Sentido del Fallo:CASA
RESUMEN

PRESCRIPCIÓN - Hurto agravado / PRESCRIPCIÓN - Término a tener en cuenta / PRESCRIPCIÓN - Sentencia: establece el término de la prescripción de la acción penal

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Bogotá, D.C., diez (10) de junio de dos mil quince (2015).

V I S T O S

La Sala se pronuncia sobre el recurso extraordinario de casación presentado en nombre de Edid Johana Reyes Caro, contra la sentencia proferida por el Juzgado 41 Penal del Circuito de Bogotá, que modificó la pena de prisión, concedió la suspensión condicional de la ejecución de la pena y confirmó en lo demás la emitida por el Juzgado 18 Penal Municipal de la misma ciudad, que la condenó por el punible de hurto agravado continuado.

A N T E C E D E N T E S

  1. Se conocieron los hechos a través de la denuncia que el 5 de febrero de 2003 interpuso Luis Germán Núñez Castellanos, contra quien fuera su empleada del servicio doméstico para la época, Edid Johana Reyes Caro, a quien sindicó que en octubre del 2002 le sustrajo entre 40 y 60 mil pesos, en noviembre 50 mil pesos, a comienzos de febrero del siguiente año 70 mil pesos, igualmente se apoderó en ese periodo de 600 dólares, una medalla y dos añillos de oro que pertenecían a su ex esposa, los que tenía bajo llave habiendo sido forzada la chapa. La medalla y un anillo fueron recuperados en dos establecimientos de compraventa según los recibos entregados por la empleada. Los daños los cuantificó en $2.600.000.

  2. La Fiscalía 85 de la Unidad Local Sexta Delegada ante los Juzgados Penales Municipales de Bogotá calificó el mérito del sumario, el 12 de octubre de 2006, con resolución de acusación contra Edid Johana Reyes Caro como presunta autora del delito hurto agravado (artículos 239, 241-2 del Código Penal).

  3. Las diligencias fueron asignadas al Juzgado Octavo Penal Municipal de Bogotá, despacho que mediante proveído del 4 de diciembre de 2009 decretó la nulidad de la actuación a partir, inclusive, de la resolución de acusación, tras considerar que como varios elementos fueron sustraídos ejerciendo violencia sobre las cosas, debía imputarse la circunstancia prevista en el artículo 240-1 del código de las penas.

  4. Reasignado el asunto a la Fiscalía 96 Delegada ante los Juzgados Penales Municipales, ésta decretó la nulidad de la resolución que ordenó la vinculación como persona ausente a la señora Edid Johana Reyes Caro (1º de marzo de 2010), la escuchó en indagatoria (29 de abril de 2010), cerró la investigación (18 de mayo de 2010) y calificó el mérito del sumario con resolución de acusación (10 de agosto de 2010), como presunta autora de los delitos de hurto calificado y agravado en concurso homogéneo y sucesivo “… art 239, art. 240 inciso segundo –violencia sobre las personas y art 241 numeral 10… en concurso homogéneo y sucesivo art. 31 ibídem” (folio 101 cuaderno principal).

    Recurrida la anterior decisión por la defensa técnica, la Fiscalía 12 Delegada ante el Tribunal Superior de Bogotá la confirmó el 31 de agosto de 2011, pero corrigió los cargos por los que era llamada a juicio, esto es, por hurto calificado y agravado continuado (artículo 239, 240-1, 241-2 y el parágrafo del artículo 31 del Código Penal), pues consideró que no se trataba de un concurso homogéneo y sucesivo, sino de un delito continuado; que el calificante corresponde a la violencia ejercida sobre las cosas, y el agravante porque aprovechó la confianza depositada por el empleador.

  5. La actuación fue asignada al Juzgado 18 Penal Municipal, despacho que después de realizar las audiencias preparatoria y pública, emitió sentencia el 10 de febrero de 2012 en la que descartó por duda la calificante prevista en el artículo 240-1 del Código Penal e impuso a la procesada la pena principal de 37 meses 10 días de prisión y la accesoria de inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas por el mismo término, tras hallarla autora responsable de los punibles de hurto agravado continuado. En la misma decisión la condenó al pago de perjuicios, le negó la suspensión condicional de la ejecución de la pena y le concedió la prisión domiciliaria.

  6. Apelada esta determinación por la defensa, fue modificada por el Juzgado 41 Penal del Circuito de Bogotá, el 28 de junio de 2012, por considerar que el a quo erró al momento de graduar la pena del hurto, por cuanto debió aplicar la sanción contemplada en el inciso segundo del artículo 239 del Código Penal, en tanto la cuantía de lo apropiado para la época de los hechos no superó los 10 salarios mínimos legales mensuales vigentes. Por tal motivo redosificó la pena e impuso 21 meses 10 días de prisión y concedió la suspensión condicional de la ejecución de la pena.

  7. Contra la sentencia de segundo grado la asistencia técnica de la acusada interpuso y sustentó en tiempo el recurso extraordinario de casación, demanda que esta Corporación, con pronunciamiento del 7 de diciembre de 2012, declaró formalmente ajustada a derecho, por lo que dispuso correr traslado para concepto a la Procuraduría, el que presentó hasta el 17 de abril de 2015.

    1. LA DEMANDA

      Con sustento en el artículo 207, numeral 3º, de la Ley 600 de 2000, alegó que la sentencia se dictó en un juicio viciado de nulidad por falta de aplicación de los artículos 83, 84 y 86 del Código Penal.

      Después de citar jurisprudencia de esta Corporación para desarrollar el cargo de nulidad, en concreto indica que respecto de la pena máxima prevista para las conductas punibles de hurto simple agravado continuado por los que su asistida fue condenada en segunda instancia,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS