Providencia Mixta de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Penal nº 45805 de 10 de Junio de 2015 - Jurisprudencia - VLEX 592920170

Providencia Mixta de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Penal nº 45805 de 10 de Junio de 2015

Ponente:Eyder Patiño Cabrera
Fecha de Resolución:10 de Junio de 2015
Emisor:Sala de Casación Penal
Número de Proceso:45805
Número de Providencia:SP7317-2015
Sentido del Fallo:INADMITE / CASA PARCIALMENTE Y DE OFICIO
Historial del Caso:Resuelve recurso contra sentencia de Tribunal Superior de Distrito Judicial de Valledupar, Sala Penal
RESUMEN

CASO FALSO POSITIVO FALSO JUICIO DE CONVICCIÓN - Concepto / FALSO JUICIO DE CONVICCIÓN - Técnica en casación FALSO JUICIO DE CONVICCIÓN - No se configura: por discrepancia en la apreciación probatoria / FALSO RACIOCINIO - Diferente al falso juicio de convicción COAUTORÍA - Acuerdo puede ser expreso o tácito / COAUTORÍA -... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Bogotá, D.C., diez (10) de junio de dos mil quince (2015).

MOTIVO DE LA DECISIÓN

La Corte examina las bases jurídicas, lógicas y argumentativas de la demanda de casación presentada por el defensor del Cabo Tercero C.R.O.ñez L. contra la sentencia del Tribunal Superior de Valledupar, que confirmó la dictada por el Juzgado 3° Penal del Circuito de ese distrito judicial y condenó al nombrado y al Teniente Carlos Andrés Vergara Mejía como coautores del concurso punible de homicidios en persona protegida.

LA SITUACIÓN FÁCTICA

En la mañana del 20 de noviembre de 2005, en el lugar denominado Parcelas del Tocaimo, corregimiento de Media Luna, municipio de San Diego (Cesar), miembros de la patrulla militar Bombarda Tres del Batallón de Artillería N° 2 La Popa, de Valledupar, al mando de C.A.;sV.M.;a, para la fecha Subteniente, y de la cual hacía parte el, entonces, Soldado Profesional C.R.O.ñez L., abatieron a cuatro personas, a quienes reportaron como dadas de baja en combate, en cumplimiento de la misión táctica Nigeria.

Los fallecidos –Iván de Jesús Sierra de la Rosa, J.J.P.P.;rez, A.M.R. y W.C.P.-, oriundos de Soledad (Atlántico), habían salido la noche anterior con destino a Valledupar, luego de que dos hombres les ofrecieran trabajo para recoger algodón.

ACTUACIÓN PROCESAL

  1. El Juzgado 21 de Instrucción Penal Militar de Valledupar ordenó apertura de investigación el 24 de octubre de 20081, a la cual vinculó, mediante indagatoria, a TE2 C.A.;sV.M.;a, C33 C.R.O.ñez L., CS4. A.Z.M., CP5 O.R.F., SLP6 E.L.U.P., SLP Yusmai Aníbal Galván Serrano, SLP César Augusto Luna Díaz, SLP José Ángel Martínez Méndez y SLP Arlevis Pinto Martínez7.

  2. Por auto del 11 de marzo de 2009 el Juez remitió las diligencias a la Fiscalía 66 Especializada de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario (U.N.D.H. y D.I.H.), con sede en Bucaramanga8.

  3. Esta última autoridad asumió el conocimiento el 15 de abril siguiente9; escuchó en ampliación a los ya indagados10 y, tras considerar que, respecto de Ordoñez L. y V.M.;a, se había recaudado la prueba necesaria para calificar, el 8 de agosto de 2011 dispuso el cierre parcial de la investigación11.

  4. El 9 de septiembre de ese año profirió resolución de acusación en su contra como probables coautores del concurso homogéneo de delitos de homicidio en persona protegida, conforme a su descripción en el artículo 135 del Código Penal12.

    La decisión cobró ejecutoria el 20 de septiembre de 201113.

  5. El Juzgado 4° Penal del Circuito de Valledupar avocó conocimiento el 31 de octubre posterior14; realizó las audiencias preparatoria y de juzgamiento, y el 9 de agosto de 2013 envió la actuación al Juzgado 3° Penal del Circuito de esa ciudad15, despacho que profirió sentencia el 18 de marzo de 2014, y condenó a C.R.O.ñez L. y a C.A.;sV. Mejía por el concurso delictual endilgado. En consecuencia, les impuso 40 años de prisión, multa equivalente a 4.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes e inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas por 290 meses. Les negó los mecanismos sustitutivos de la pena16.

  6. El fallo, apelado por la defensa de Ordoñez L., fue confirmado por el Tribunal Superior de ese distrito judicial el 31 de julio ulterior17.

  7. El nuevo defensor de Ordoñez L. interpuso recurso de casación y presentó el libelo correspondiente.

    LA DEMANDA

    Luego de identificar los intervinientes y de sintetizar los hechos y la actuación procesal, el jurista individualiza la providencia impugnada y solicita a la Corte que la case para que, como tribunal de instancia, revoque la de primer grado y garantice a su representado los derechos y garantías afectados (no especifica).

    Propone dos cargos que sustenta así:

    Primero.

    Se incurrió en «violación indirecta»18 por aplicación indebida de los artículos 135 de la Ley 599 de 2000, 29 de la Carta Política y 232 y 238 del Código de Procedimiento Penal, lo que tuvo lugar por un «falso juicio de convicción»19, que devino al valorar las indagatorias de Ordoñez L., Yusmai Aníbal Galván Serrano, E.L.U.P., O.R.F., A.Z. morales, Cesar Augusto Luna Díaz, J.; ÁngelM.;nezM.;ndez, A.P.M.;nez y C.A.;sV.M.;a, así como las declaraciones de J.E.A.C. y E.B..

    El juzgador negó valor probatorio a esos elementos y dio por probado la inexistencia de un combate en cumplimiento de la operación Esplendor Táctica “Nigeria”.

    De lo por ellos manifestado (cita algunos párrafos) se evidencia que hubo enfrentamiento y que existió una extorsión, la que dio lugar al operativo militar. La región donde ocurrieron los hechos se caracteriza por ser de influencia subversiva y de grupos al margen de la ley.

    Si los falladores hubieran apreciado esos medios a la luz de la sana crítica20 y atendiendo las circunstancias reales de lo que pasó, la decisión no sería condenatoria para su prohijado.

Segundo

El sentenciador recayó en «violación directa»21 por aplicación indebida de los preceptos 135 del Código Penal y 6 y 277 del estatuto procesal penal, lo que provino de un «falso juicio de existencia»22, toda vez que extrajo una coautoría por parte de su cliente, sin que haya prueba de ella.

El Tribunal dio por...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA