Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Civil nº 05001-31-03-001-2008-00312-01 de 19 de Diciembre de 2016 - Jurisprudencia - VLEX 663871217

Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Civil nº 05001-31-03-001-2008-00312-01 de 19 de Diciembre de 2016

Número de Providencia:SC18614-2016
Fecha de Resolución:19 de Diciembre de 2016
Número de Proceso:05001-31-03-001-2008-00312-01
Emisor:Sala de Casación Civil
RESUMEN

Procedencia: Tribunal Superior Sala Civil de MedellínFuente formal: Constitución Política de Colombia art. 78 / Constitución Política de Colombia art. 335 / Código de Comercio art. 724 / Código de Comercio art. 732 / Código de Comercio art. 733 / Código de Comercio art. 835 / Código de Comercio art. 871 / Código de Comercio art. 1382 / Código de Comercio art. 1391 / Código de Comercio art. 1392 / Código de Comercio art. 1396 / Código de Comercio art. 1397 / Código de Comercio art. 1398 / Código de Procedimiento Civil art. 368 núm. 1 / Decreto 663 de 1993 art. 2 / Decreto 663 de 1993 art. 46 / Decreto 663 de 1993 art. 72 / Decreto 663 de 1993 art. 98 núm. 4 / Ley 795 de 2003 art. 12 / Ley 795 de 2003 art. 24 / Ley 1328 de 2009 art. 1 / Ley 1328 de 2009 art. 3 lit. a, c / Ley 1328 de 2009 art. 101 / Ley 46 de 1923 art. 191 / Ley 57 de 1887 art. 5 / Decreto 2269 de 1993 art. 2 lit. bAsunto: RESPONSABILIDAD BANCARIA CONTRACTUAL-Por sustracción de suma de dinero de cuenta de ahorros bajo la modalidad de fraude electrónico pharming . Riesgo de la actividad bancaria derivada de la incorporación de nuevas tecnologías. Aplicación de estándares técnicos internacionales para preservar la seguridad de la información. RESPONSABILIDAD PROFESIONAL-De entidad financiera por sustracción de suma de dinero de cuenta de ahorros bajo la modalidad de fraude electrónico pharming . Reiteración de la sentencia de 03 de agosto de 2004, 15 de diciembre de 2006 y 03 de febrero de 2009. Aplicación de la teoría del riesgo creado por pago de cheques falsos o adulterados bajo la Ley 46 de 1923. Responsabilidad de la empresa o profesional.... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

ARIEL SALAZAR RAM�REZ

Magistrado Ponente

SC18614-2016

Radicaci�n n� 05001-31-03-001-2008-00312-01

(Aprobada en sesi�n de veintitr�s de diciembre de dos mil diecis�is)

Bogot� D.C., diecinueve (19) de diciembre de dos mil diecis�is (2016)

Decide la Corte el recurso de casaci�n interpuesto por la parte demandada contra la sentencia de veinte de julio de dos mil trece, proferida por la Sala Civil del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Medell�n dentro del proceso ordinario de la referencia.

ANTECEDENTES

  1. La pretensi�n

    Tax Individual S.A. solicit� declarar contractualmente responsable al Banco AV Villas por la sustracci�n no autorizada de $124�590.000 de su cuenta de ahorros, suma que debe reembolsarle con intereses comerciales desde el veintitr�s de noviembre de dos mil siete o debidamente indexada.En subsidio, por v�a extracontractual, formul� id�nticas peticiones indemnizatorias.

  2. Los hechos

    1. En el a�o dos mil dos, la demandante abri� la cuenta de ahorros No. 515021988 en el Banco Comercial AV Villas S.A., entidad que desde esa �poca puso a su disposici�n el portal de internet y red inform�tica para realizar operaciones de recaudo de cartera, pago a proveedores y consulta de saldos.2. Por la utilizaci�n de dichos canales transaccionales, la actora deb�a pagar unos montos determinados, los cuales a la presentaci�n de la demanda ascend�an a $1.300 + IVA por recaudo y $2.753 + IVA por transferencia.3. El acceso y uso de la red del establecimiento de cr�dito se realizaba bajo las condiciones y requisitos impuestos por este, a las cuales debi� adherir la actora por la naturaleza de la relaci�n contractual.4. Las transacciones electr�nicas siempre se efectuaron desde un computador de la oficina de contabilidad de la empresa, operado por los empleados M.D.V. y J.M.L..5. Como actividad propia de sus funciones, la se�ora D.V., al inicio de su jornada, verificaba en el portal de internet del Banco, los saldos existentes en la cuenta de ahorros y los recaudos del d�a anterior.6.� El veintid�s de noviembre de dos mil siete, al digitar el nombre completo de la entidad financiera para acceder a su p�gina web, el portal report� que no estaba disponible y que se restablecer�a el servicio en doce horas.7. En virtud de lo anterior, la empleada de contabilidad M.D. sali� de la p�gina web sin ingresar a la cuenta de ahorros ni realizar consulta alguna.�8. A las 7:30 a.m. del d�a siguiente, ingres� nuevamente al portal para consultar la cuenta bancaria, encontrando un faltante de dinero, el cual posteriormente y a partir de la informaci�n suministrada por la misma p�gina web, se conoci� que hab�a sido de $124�590.000.9. Las investigaciones realizadas permitieron establecer que la sustracci�n se produjo durante el d�a veintid�s de noviembre y la madrugada del veintitr�s de noviembre de dos mil siete, mediante el traslado a once cuentas pertenecientes a clientes del mismo Banco por valores de $84�590.000 en la primera fecha y $40�000.000 en la segunda.10. Tales hechos fueron puestos en conocimiento de AV Villas el mismo veintitr�s de noviembre, y de la Fiscal�a General de la Naci�n.11. El Banco inici� la investigaci�n correspondiente hasta el quince de enero de dos mil ocho, fecha en la que fueron inspeccionados los equipos y sistemas de computaci�n de Tax Individual S.A.12. El ingeniero encargado por el Banco para esa labor, le inform� a la demandante que el fraude se realiz� bajo la modalidad de �phising(sic)o spoofing�, y los once destinatarios de las transferencias retiraron los dineros abonados a sus cuentas en sucursales de las ciudades de Barranquilla y Santa Marta.13. Durante los cinco a�os de operaci�n de la cuenta de ahorros, la demandante nunca efectu� transferencias desde direcciones IP diferentes a las de su sede, ni con destino a cuentas bancarias de las ciudades mencionadas, por lo que la situaci�n reportada era an�mala y pudo ser detectada� y evitada por el Banco.14. Aunque AV Villas S.A. conoci� inmediatamente de la defraudaci�n, no tom� ninguna medida, no la investig� de manera oportuna, no orient� a la demandante sobre el procedimiento que deb�a seguir, ni reintegr� el dinero� sustra�do. �

    2. El banco est� llamado a responder por el fraude, porque las transferencias no se realizaron desde la direcci�n IP de la empresa ni por un empleado suyo, y se utiliz� el portal de internet de la entidad, cuyo contenido y seguridad son dispuestos por esta.

    3. La demandada nunca la instruy� sobre las medidas a adoptar para evitar defraudaciones mediante la modalidad empleada por los delincuentes, ni implement� las m�nimas requeridas como el permitir operaciones desde una sola direcci�n IP, el certificado digital, la configuraci�n de un VPN y mecanismos para detectar transacciones irregulares o anormales.� �

    4. Tax Individual S.A. no incurri� en culpa; por el contrario, siempre obr� con cautela; durante los cinco a�os de existencia de la cuenta, su manejo estuvo a cargo de los dos funcionarios mencionados, quienes acced�an a la p�gina web anotando la direcci�n del Banco en el navegador; adem�s, de manera permanente cont� con programas firewall, antivirus y antispam.

    5. En el a�o dos mil siete, ocurrieron varias defraudaciones con anterioridad a la perpetrada contra la demandante, pero la entidad financiera no tom� medidas de seguridad en relaci�n con su portal de internet, ni oportunamente imparti� instrucciones a sus clientes para evitarlas, a pesar de que la financiera es una actividad peligrosa, en la que los servicios por v�a electr�nica incrementan el riesgo.

  3. El tr�mite de la primera instancia

    1. La demanda se admiti� en auto de diecis�is de julio de dos mil ocho, en el cual se orden� notificar a la parte demandada y correrle el traslado de rigor[Folio 107, c. 1].

    2. AV Villas S.A. se opuso a las pretensiones de la demandante; admiti� solo algunos de los hechos aducidos, y formul� excepciones de m�rito que fund� en la ocurrencia de un il�cito penal, el incumplimiento de los deberes contractuales de la depositante, el hecho de un tercero, culpa de la v�ctima, ausencia de culpa del Banco, una eximente de responsabilidad pactada, falta de legitimaci�n de AV Villas y de causa para pedir.

      Como fundamento de tales defensas, se�al� que no puede atribu�rsele responsabilidad por un hecho delictivo que no cometi�; el da�o no proviene de la inejecuci�n del contrato, sino del incumplimiento de la actora �al no tener la suficiente diligencia y cuidado con sus claves� que son de su exclusiva responsabilidad y no son conocidas por el Banco; la empresa Tax Individual S.A. permit�a el acceso al servicio de internet de sesenta usuarios; la conducta lesiva fue realizada por un tercero a quien debi� demandarse y la entidad no incurri� en falta alguna, ni obr� de manera negligente, ha realizado grandes inversiones y contratado la tecnolog�a necesaria para brindar seguridad en las operaciones electr�nicas, habi�ndose eximido de responsabilidad por estas en el reglamento de convenios para la prestaci�n de servicios bancarios aceptado por la depositante [Folios 141-145, c. 1]. �����

    3. La jueza quoaccedi� a las pretensiones de la sociedad; en consecuencia, conden� a la parte demandada �al pago de $124�590.000 m�s intereses desde el veinticuatro de noviembre de dos mil siete hasta su satisfacci�n [Folio 25, c. 1].Lo anterior con fundamento en que la sustracci�n de dineros se produjo a trav�s del portal de internet del Banco AV Villas, sin que con las pruebas recaudadas se hubiera demostrado la omisi�n o conducta imprudente de la demandante que posibilit� las transacciones fraudulentas.Adem�s, la empresa reclamante acredit� la existencia del da�o y del nexo causal que le correspond�a probar conforme a la teor�a del riesgo creado, y aun si no se aceptara �sta, lo cierto es que de las afirmaciones del Banco se infiere que no adopt� las medidas necesarias para evitar el fraude, ni instruy� a la actora en la realizaci�n segura de transacciones en internet, atendiendo el alto volumen de operaciones y de dinero involucrados en la cuenta empresarial, siendo, por �ltimo, ineficaz, la cl�usula de �exoneraci�n impuesta por el Banco a trav�s de sus reglamentos [Folios 21-24, c. 1].�4. Inconforme con lo resuelto, AV Villas S.A. interpuso el recurso de apelaci�n [Folio 234, c. 1].

  4. La providencia impugnada

    El Tribunal, en fallo proferido el treinta de julio de dos mil trece, confirm� la determinaci�n adoptada por la juzgadora de primera instancia.

    En sustento de su decisi�n, sostuvo que lasentidades financieras est�n obligadas a atender las cuentas de sus clientes en�operaciones de retiro y canjes requeridas (�) sea usando los medios electr�nicos o similares disponibles y ofrecidos por la entidad, siempre, sin descuidar su diligencia y cuidado profesional�,lo que se acompasa con el deber de�actuar con grado especial de diligencia en el desarrollo de las operaciones comerciales que constituyen su objeto social�,pues se le exige la diligencia y cuidado de�un profesional que deriva provecho econ�mico de un servicio en el que existe un inter�s p�blico�,como se�alan los art�culos 72 y 98 numeral 4� del Decreto 663 de 1993.

    La responsabilidad de esas instituciones cesa si por culpa del cuentahabiente, sus dependientes o representantes, se produce un pago o se perfecciona un traslado en virtud de fraude, firmas falsificadas o alteradas,�situaciones que no se consolidan trat�ndose de transacciones realizadas por internet por su misma din�mica que difiere de la materialidad�,donde el usuario solo se compromete a�conservar en reserva la clave y cuidar la tarjeta que le permite el acceso a ese medio, mientras que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS