Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Civil y Agraria nº T 1100102030002014-00850-00 de 2 de Mayo de 2014 - Jurisprudencia - VLEX 691744933

Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Civil y Agraria nº T 1100102030002014-00850-00 de 2 de Mayo de 2014

Fecha de Resolución: 2 de Mayo de 2014
Emisor:Sala de Casación Civil y Agraria
Número de Proceso:T 1100102030002014-00850-00
Número de Providencia:STC5255-2014
Sentido del Fallo:NIEGA TUTELA
RESUMEN

Fuente formal: Ley 1480 de 2011 / Código Civil 1757 / Código de Procedimiento Civil art. 177

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

República de Colombia

Corte Suprema de Justicia

Sala de Casación Civil

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA DE CASACIÓN CIVIL

Magistrado Ponente

LUIS ARMANDO TOLOSA VILLABONA

STC5255-2014

Radicación n° 11001-02-03-000-2014-00850-00

(Aprobado en sesión de treinta de abril de dos mil catorce)

Bogotá, D.C., dos (2) de mayo de dos mil catorce (2014)

Decídese la acción de tutela impetrada por P.P.V.. de Corredor, M.H., A.M.P., M.V. y P. delR.C.P., frente a la Sala Civil del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, integrada por los magistrados Ó.F.Y.P., G.V.V. y M.A.Z.M.; extensiva al Juzgado Diecinueve Civil del Circuito de la misma ciudad, por el ordinario de responsabilidad civil extracontractual iniciado por ellas contra Supertiendas y Droguerías Olímpica S.A.

ANTECEDENTES
  1. Las actoras solicitan la protección de los derechos fundamentales al debido proceso y al acceso a la administración de justicia, presuntamente conculcados por las autoridades jurisdiccionales acusadas.

  2. Como fundamento de su queja, las accionantes aseveran que el 5 de diciembre de 2008, P.P.V.. de Corredor, padeció un accidente ocasionado por “(…) un empleado del supermercado (…)”, quien “(…) dejó en el piso, detrás de ella, imprudentemente, una caja o paquete de suministros de agua o gaseosa (…)”, lo cual suscitó que aquélla al darse “(…) la vuelta para regresar a la fila a pagar, se estrell[ara] con esta caja (…)” y sufriera “(…) múltiples fracturas en el húmero derecho (…)” (negrilla original).

    Tras diagnosticarse a la afectada con “(…) fractura polifragmentada, compleja de la cabeza humeral derecha (…)”, le pidieron a la administradora de la empresa reconocer los gastos causados, pues era evidente “(…) la falta de instrucciones por parte del establecimiento comercial para surtir de mercancías los anaqueles y (…) la falta de vigilancia sobre (…)” el personal, empero, dicha empleada no contestó sus reclamaciones.

    Junto con la demanda allegaron varias fotografías no objetadas por la contraparte y de las cuales se colegía la imprudencia de los trabajadores del almacén al surtir los productos.

    El extremo pasivo basó su defensa en la inexistencia de nexo causal por tratarse “(…) de culpa de la víctima por no ser ‘precavida’ y por su descuido ‘tratándose de una persona de edad tan avanzada’”.

    Pese al material probatorio recaudado en el litigio, en primer grado se negaron sus pretensiones por no hallarse la culpa endilgada; no obstante, se aceptó la ocurrencia del siniestro en las instalaciones del supermercado y los daños causados.

    Apelaron esa determinación insistiendo, entre otros aspectos, en la aplicación de las disposiciones consagradas en la Ley 1480 de 12 de octubre de 2011, Estatuto del Consumidor y en el “(…) principio in dubio pro consumidor consagrado (…)” en esa norma.

    En sentencia de 24 de febrero de 2014, el Tribunal accionado resolvió negativamente la alzada y ratificó la providencia del a quo, apoyándose en la falta de acreditación del “hecho dañino”; adicionalmente, cuestionó la ausencia de diligenciamiento del oficio con el cual se ordenó en primera instancia “(…) traer al expediente el video de seguridad, así como el nombre de los empleados que ayudaron a levantar a P.P.V.. de Corredor (…)”.

    Aseguran que debió atenderse a lo dispuesto en la Ley 1480 de 2011 por contener una presunción legal, aplicable retrospectivamente y exponen que el oficio enunciado no se tramitó porque el llamado en garantía recurrió el auto con el cual se decretaron las pruebas, generándose un enteramiento “(…) por conducta concluyente (…), no siendo necesario efectuar notificaciones posteriores (…)”.

    Estiman que con el pronunciamiento descrito el Colegiado incurrió en vía de hecho por valoración indebida del testimonio de L.E.V.H.; de la contestación del libelo; de los indicios y de las fotografías allegadas; y por omitir el decreto oficioso del interrogatorio de P. delR.C.P., quien se encontraba con la accidentada el día del siniestro (fls. 54 a 72, cdno. 1).

  3. Solicitan, por tanto, dejar sin...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA