Auto Interlocutorio de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Penal nº 52048 de 7 de Febrero de 2018 - Jurisprudencia - VLEX 702843681

Auto Interlocutorio de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Penal nº 52048 de 7 de Febrero de 2018

Número de Providencia:AP474-2018
Sentido del Fallo:ASIGNA COMPETENCIA
Fecha de Resolución: 7 de Febrero de 2018
Número de Proceso:52048
Emisor:Sala de Casación Penal
RESUMEN

Procedencia: Juzgado Penal con Función de Conocimiento de Circuito de Bogotá
Delitos: Estafa
Tema: PROVIDENCIA EN PROCESO DE ANÁLISIS POR LA RELATORÍA / DOCUMENTO DISPONIBLE - Puede ser descargado

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

E.P.C. Magistrado ponente

AP474-2018

Radicación n.º 52048

Acta 38

Bogotá, D.C., siete (7) de febrero de dos mil dieciocho (2018).

ASUNTO

De acuerdo con lo dispuesto por el numeral 4º del artículo 32 de la Ley 906 de 2004, define la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, la competencia para conocer del proceso adelantado contra D.G. De la Hoz y P.N.O.M., investigados por los delitos de hurto y falsedad material en documento público.

HECHOS Y ANTECEDENTES

De acuerdo con lo relatado por la Fiscalía General de la Nación[1], el 22 de julio de 2010, J.A.N.L. fungiendo como comprador, suscribió un contrato de promesa de compraventa con M.I.C.N. (a su vez vendedora), concerniente a la casa de habitación ubicada en la Carrera 86 n.º 146–50 de la localidad de Suba (Bogotá D.C.), pactándose como precio de venta la suma de U$ 250.000,00, o su equivalente en moneda legal colombiana al momento del pago total, bien que aquél ocupaba desde el mes de junio del año 2009.

Expuso que el 19 de diciembre de 2012, dos sujetos que se identificaron como E.R.G. y J.G.P., quienes dijeron ser abogados y actuar en representación de D.G. De la Hoz, en compañía de fuerza policial se acercaron al inmueble con el objeto de tomar posesión de él. Enterada de la situación por su promitente comprador, M.I.C.N. indicó que al parecer se trataba de una actuación delictual en la que se le suplantaba.

Al día siguiente N.L., también acompañado de gendarmes, acudió al lugar y una vez allí se percató que las cerraduras de las puertas de acceso principal y vehicular habían sido violentadas y cambiadas, avistando presencia de moradores que, no obstante el llamado que se les hiciera, omitieron el mismo.

Explicó que la falsedad que el ente persecutor investiga, se hace consistir en la suscripción de la Escritura Pública n.º 799, fechada el 13 de noviembre de 2012, elevada ante la Notaría Única de Tabio (Cundinamarca), que protocoliza una compraventa respecto del referido inmueble y en la que aparecen como vendedora y compradora, M.I.C.N. y D.G. De la Hoz, respectivamente, la primera actuando a través de poder otorgado a P.N.O.M..

Por los anteriores hechos, el 25 de septiembre de 2017[2], ante el Juzgado Veintiséis Penal del Circuito con funciones de conocimiento de Bogotá, la Fiscalía Sesenta y Cinco Seccional – Unidad de Delitos contra la Fe Pública, el Patrimonio Económico, el Orden Económico y los Derechos de Autor con sede en esta ciudad, solicitó audiencia de preclusión al advertir la imposibilidad de iniciar o continuar el ejercicio de la acción penal[3].

Escuchada la situación fáctica, la titular del mencionado despacho judicial se declaró incompetente para resolver la solicitud preclusiva, acotando que al tratarse del punible de falsedad material en documento público cometido en Tabio (Cundinamarca), la competencia territorial radicaba en su homólogo de Zipaquirá, lugar al que remitió la actuación, siendo devuelta por el juzgado receptor[4] al considerar inadecuado el trámite efectuado, razón por la que, en última instancia, la judicatura con sede en Bogotá dispuso el envío a esta Corporación para que se defina la competencia para decidir frente al asunto, en la medida que la situación planteada versa sobre un conflicto suscitado entre jueces adscritos a diferentes distritos judiciales.

CONSIDERACIONES

3.1 La competencia de la Corte

De conformidad con el numeral 4º del artículo 32 de la Ley 906 de 2004, a la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia le corresponde definir la competencia en los siguientes eventos (CSJ AP, 30 may. 2006, rad. 24964):

  1. - Cuando la declaratoria de incompetencia se produzca dentro de actuación en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS