Auto Interlocutorio de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Penal nº 51265 de 29 de Agosto de 2018 - Jurisprudencia - VLEX 739707657

Auto Interlocutorio de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Penal nº 51265 de 29 de Agosto de 2018

Fecha de Resolución:29 de Agosto de 2018
Emisor:Sala de Casación Penal
Número de Proceso:51265
Número de Providencia:AP3702-2018
Sentido del Fallo:INADMITE
Historial del Caso:Resuelve recurso contra sentencia de Tribunal Superior de Distrito Judicial de Antioquia, Sala Penal, de 30 de Junio de 2017
RESUMEN

Procedencia: Tribunal Superior Sala Penal de Antioquia
Delitos: Actos sexuales con menor de catorce años

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

p L

E.F.C.

Magistrado Ponente

AP3702-2018

Radicación 51265

(Aprobado en acta No. 288)

Bogotá D.C., veintinueve (29) de agosto de dos mil dieciocho (2018).

Decide la Sala acerca de la admisibilidad de los fundamentos lógicos y de apropiada argumentación de la demanda de casación presentada por el defensor de J.H.A. ROJAS contra la sentencia de 30 de junio de 2017, mediante la cual el Tribunal Superior de Antioquia confirmó la emitida por el Juzgado Promiscuo del Circuito de Ituango, que lo condenó como autor del delito de actos sexuales abusivos con menor de catorce años.

HECHOS Y ACTUACIÓN PROCESAL

Se investiga a J.H.A. ROJAS con ocasión de los tocamientos libidinosos que en la finca “Las Acacias”, ubicada en la vereda La Palizada del municipio de Ituango-Antioquia, le realizó el 28 de agosto de 2013, a su hijo Y.E.A.R., de dos años de edad.

Desde el 13 de septiembre de 2013 a solicitud de la Fiscalía fue expedida orden de captura en contra de ALZATE ROJAS, la cual fue necesario prorrogar varias veces. Finalmente el 8 de septiembre de 2016 se cumplió la audiencia de legalización de tal aprehensión ante el Juzgado Promiscuo Municipal con Funciones de Control de Garantías de Ituango-Antioquia. Allí mismo el ente investigador le imputó la posible comisión del delito de acceso carnal abusivo con menor de catorce años, agravado, al tiempo que solicitó la imposición de medida de aseguramiento de detención preventiva en centro carcelario. El imputado no aceptó el cargo y fue afectado con la aludida medida cautelar de carácter personal.

Presentado el 3 de noviembre de 2016 el escrito de acusación en el mismo ilícito, de conformidad con los artículos 208, 211, numeral 5° del Código Penal, el 28 del mismo mes y año se cumplió en el Juzgado Promiscuo del Circuito con Funciones de Conocimiento de Ituango-Antioquia la audiencia de formulación respectiva.

En desarrollo de la audiencia de juicio oral la fiscalía modificó la conducta al ubicarla como actos sexuales abusivos con menor de catorce años, marginando la causal de agravación, delito por el cual solicitó condena. El despacho emitió sentido de fallo de carácter condenatorio por el mismo, en consecuencia, mediante sentencia de 25 de abril de 2017 se declaró la responsabilidad penal de ALZATE ROJAS al imponerle la pena principal de ciento diez (110) meses de prisión, así como la accesoria de inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas por el mismo lapso, sin concederle la suspensión condicional de la ejecución de la pena ni la prisión domiciliaria.

Contra la anterior determinación el defensor del enjuiciado interpuso recurso de apelación, y el Tribunal Superior de Antioquia a través de sentencia de 30 de junio de 2017 confirmó la condena.

El mismo profesional insistió a través de la impugnación extraordinaria, para lo cual allegó la respectiva demanda de casación, de cuya admisibilidad se ocupa la Corte.

DEMANDA

Postula un cargo por violación indirecta de la ley sustancial debido a errores de hecho y de derecho que conllevaron la aplicación indebida de los artículos 209 del Código Penal y 381 de la Ley 906 de 2004.

Aduce que si bien el fallo fue soportado en el dictamen sexológico y la declaración de la progenitora de la víctima, los juzgadores no valoraron esas pruebas de manera conjunta.

  1. - En cuanto al dictamen expone que se debió analizar la cualificación del perito, porque quien lo rindió era el médico que prestaba su servicio social en el hospital y si bien el Tribunal destacó sus calidades, solo resaltó que era médico egresado de una universidad certificada.

    Que de tener en cuenta la Resolución 1058 de 2010 del Ministerio de Protección Social acerca del servicio social obligatorio, como los recién egresados del sector...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA