Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Civil y Agraria nº T 1100102030002017-03326-00 de 14 de Diciembre de 2017 - Jurisprudencia - VLEX 699128749

Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Civil y Agraria nº T 1100102030002017-03326-00 de 14 de Diciembre de 2017

Fecha de Resolución:14 de Diciembre de 2017
Emisor:Sala de Casación Civil y Agraria
Número de Proceso:T 1100102030002017-03326-00
Número de Providencia:STC21351-2017
Sentido del Fallo:CONFIRMA NIEGA TUTELA
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

ÁLVARO FERNANDO GARCÍA RESTREPO

Magistrado Ponente

STC21351-2017 Radicación n.° 11001-02-03-000-2017-03326-00 (Aprobado en sesión de catorce de diciembre de dos mil diecisiete).

Bogotá, D.C., catorce (14) de diciembre de dos mil diecisiete (2017).-

Decide la Corte la acción de tutela interpuesta por M.T.J.R.B. contra la Sala Civil del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, trámite al que fueron vinculadas las partes y demás intervinientes del asunto declarativo a que alude el escrito inicial.

ANTECEDENTES
  1. La promotora del amparo reclama la protección constitucional de sus derechos fundamentales al debido proceso, «a la defensa», al acceso a la administración de justicia y a la igualdad, presuntamente conculcados por la autoridad jurisdiccional accionada, al resolver el recurso de apelación interpuesto contra la sentencia emitida dentro del proceso ordinario de responsabilidad civil extracontractual que en su contra y de J.P.T.E., promovieron J.J.O.S., J. y J.A.O.V..

    Solicita entonces, que se ordene al Tribunal Superior de Bogotá –Sala Civil, como pretensión principal, «revocar en su integridad la sentencia de segunda instancia objeto de impugnación», o subsidiariamente «revocar [ese fallo] en el sentido de excluir [su] condena solidaria como demandada en calidad de “guardián” de la actividad peligrosa de conducción de vehículos automotores», y que de proceder a alguna de esas órdenes, «profer[ir] la correspondiente sentencia de mérito en sustitución de la providencia revocada» (fl. 45).

  2. En apoyo de su reclamo aduce en compendio, que el juicio declarativo referido líneas atrás se instauró con el fin que se le declarara civil y extracontractualmente responsables, a ella como guardiana de la actividad peligrosa, y al codemandado como autor de los daños ocasionados en virtud del accidente automovilístico ocurrido el 1º de septiembre de 2008, en el cual falleció desafortunadamente la señora M.A.V.M., esposa y progenitora de los demandantes, respectivamente.

    Señala que esa pretensión no fue acogida por el Juzgado Sexto Civil del Circuito de Bogotá a través de sentencia emitida el 14 de diciembre de 2016, al hallar probada la excepción de mérito que denominó «HECHO EXCLUSIVO DE LA VÍCTIMA»; sin embargo, la decisión fue revocada por la Sala Civil del Tribunal Superior de la misma ciudad mediante fallo del 5 de junio hogaño, tras desbordar su competencia funcional al entrar a estudiar la referida excepción cuando la misma no fue objeto de ataque por parte de los recurrentes, quienes sustentaron la alzada esgrimiendo únicamente que «[l]a decisión del a-quo no puede fundamentarse en el artículo 131 de la Ley 769 de 2002 ya que la misma fue modificada por medio de la Ley 1383 de 2010», sumado a que «la iluminación en el lugar de los sucesos era muy escasa, lo cual imponía al conductor el deber de reducir la velocidad del vehículo y, por tanto, en virtud del artículo 63 de la Ley 769 de 2002, se debían respetar los derechos de los peatones».

    Indica que para condenarla por ser la guardiana de la actividad peligrosa, el Tribunal «aplicó un criterio según el cual es guardián quien reporta “beneficio” o “provecho” de la actividad peligrosa», contrariando «abiertamente el precedente judicial vinculante sobre la materia» que extiende tal responsabilidad sólo para quien tiene poder efectivo de dirección y control sobre el bien causante del daño, lo que no se da en su caso, pues según las pruebas recaudadas en el juicio, al momento del accidente el vehículo involucrado estaba en tenencia del codemandado J.P.T., por virtud de la cesión de tenencia que le había realizado a éste, razones por la que considera que la citada autoridad incurrió en causal de procedencia del amparo que justifica la intervención del juez de tutela a su favor (fls. 45 al 61).

  3. Una vez asumido el trámite, el 1º de diciembre hogaño se admitió la acción de tutela y se ordenó el traslado a los involucrados para que ejercieran su derecho a la defensa (fl. 64).

    RESPUESTA DE LOS...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA