Auto de Corte Suprema de Justicia - SALA DE CASACIÓN CIVIL nº 11001-02-03-000-2020-00168 00 de 4 de Febrero de 2020 - Jurisprudencia - VLEX 840033890

Auto de Corte Suprema de Justicia - SALA DE CASACIÓN CIVIL nº 11001-02-03-000-2020-00168 00 de 4 de Febrero de 2020

Fecha de Resolución: 4 de Febrero de 2020
Emisor:SALA DE CASACIÓN CIVIL
Número de Proceso:11001-02-03-000-2020-00168 00
Número de Providencia:AC307-2020
Sentido del Fallo:DECLARA PREMATURO CONFLICTO DE COMPETENCIA
RESUMEN

Procedencia: Juzgado Promiscuo Municipal de PandiFuente formal: Ley Estatutaria 270 de 1996 art. 16 / Ley Estatutaria 270 de 1996 art. 18 / Código General del Proceso art. 15 / Código General del Proceso art. 20 núm. 5 / Código General del Proceso art. 21 núm. 3 / Código General del Proceso art. 25 / Código General del Proceso art. 28 núm. 1 / Código General del Proceso art. 28 núm. 2 / Código General del Proceso art. 28 núm. 3 / Código General del Proceso art. 28 núm. 4 / Código General del Proceso art. 28 núm. 5 / Código General del Proceso art. 28 núm. 6 / Código General del Proceso art. 28 núm. 7 / Código General del Proceso art. 28 núm. 9 / Código General del Proceso art. 28 núm. 10 / Código General del... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

AC307-2020

Radicación n.° 11001-02-03-000-2020-00168–00

Bogotá, D.C., cuatro (4) de febrero de dos mil veinte (2020).

Decide la Corte el conflicto de competencia suscitado entre los Juzgados Tercero Civil Municipal de Sogamoso (Boyacá) y Promiscuo Municipal de Pandi (Cundinamarca), con ocasión del conocimiento del proceso ejecutivo de alimentos promovido por Y.C.R. contra A.D.S..

ANTECEDENTES
  1. La demandante formuló su reclamo ante los jueces civiles de Sogamoso, pretendiendo que se libre mandamiento de pago por el importe de algunas cuotas alimentarias (las de los meses de junio a octubre de 2019), que asumió el convocado en acta de conciliación del 11 de octubre de 2018, donde se hizo constar la disolución y liquidación de la sociedad conyugal Díaz-Castro.

    En el acápite sobre competencia, afirmó que la misma venía dada «en virtud del domicilio de la demandante y el lugar señalado para el cumplimiento de la obligación».

  2. El Juzgado Tercero Civil Municipal de Sogamoso, al que inicialmente correspondió la causa, se abstuvo de tramitarla, arguyendo que «la competencia del asunto que nos ocupa recae en el juez de familia del domicilio del demandado, en primer lugar, por lo regulado en el numeral 1º del artículo 28 del C.G.P. (…), y en segundo lugar, por tratarse de un proceso ejecutivo por alimentos a favor de la cónyuge inocente, quien es mayor de edad»; en tal sentido, remitió el expediente a los jueces promiscuos municipales de Pandi.

  3. El estrado receptor, Juzgado Promiscuo Municipal de Pandi, también rehusó el conocimiento, pretextando que «el numeral 3º del precepto 28 del estatuto procesal vigente, señala que en los juicios mediante los cuales se persiga el cobro de acreencias contenidas en títulos ejecutivos, “es también competente el juez del lugar de cumplimiento de cualquiera de las obligaciones”, es decir, contempla una competencia concurrente a elección del demandante (…), por ello la Juez Tercera Civil Municipal de Sogamoso se equivoca en sus apreciaciones, al referir la competencia de este despacho por el lugar de residencia del demandado, sin haber tenido en cuenta lo manifestado por la ejecutante en la demanda, afirmando la competencia por el lugar señalado para el cumplimiento de la obligación, que es la ciudad de Sogamoso». Con ese fundamento, planteó conflicto y envió el expediente a esta Corporación para dirimirlo.

CONSIDERACIONES

Aptitud legal para la resolución.

Compete a la Corte, mediante pronunciamiento del Magistrado Sustanciador, definir el presente asunto, por cuanto involucra a despachos de diferentes distritos judiciales; ello según lo dispuesto en los artículos 16 y 18 de la Ley 270 de 1996, en concordancia con los preceptos 35 y 139 del Código General del Proceso.

  1. Anotaciones sobre la competencia.

    Aunque la jurisdicción, entendida como la función pública de administrar justicia, incumbe a todos los jueces, para el ejercicio adecuado de esa labor se hace necesario distribuir los conflictos entre las distintas autoridades judiciales, a través de pautas de atribución descriptivas preestablecidas, contenidas en normas de orden público: las reglas de competencia.

    En tratándose de asuntos sometidos a la especialidad civil y de familia, la distribución en comento se realiza mediante la aplicación de diversos factores, así:

    (i) El Factor Subjetivo, que responde a las especiales calidades de las partes del litigio, debiéndose precisar que, en derecho privado, se reconocen dos fueros personales: el de los estados extranjeros y el de los agentes diplomáticos acreditados ante el Gobierno de la República (conforme las leyes internacionales sobre inmunidad de jurisdicción), acorde con el artículo 30, numeral 6, del Código General del Proceso.

    Lo anterior, sin perjuicio de la prevalencia reconocida en el numeral...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA