Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Civil y Agraria nº T 2300122140002019-00180-01 de 20 de Febrero de 2020 - Jurisprudencia - VLEX 840721981

Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Civil y Agraria nº T 2300122140002019-00180-01 de 20 de Febrero de 2020

Fecha de Resolución:20 de Febrero de 2020
Emisor:Sala de Casación Civil y Agraria
Número de Proceso:T 2300122140002019-00180-01
Número de Providencia:STC1782-2020
Sentido del Fallo:REVOCA CONCEDE TUTELA
Historial del Caso:Resuelve recurso contra sentencia de Tribunal Superior de Distrito Judicial de Montería, Sala Civil-Familia-Laboral, de 15 de Enero de 2020
RESUMEN

Procedencia: Tribunal Superior Sala Laboral de Montería

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

L.A. RICO PUERTA

Magistrado ponente

STC1782-2020 Radicación nº 23001-22-14-000-2019-00180-01 (Aprobado en S. de diecinueve de febrero de dos mil veinte)

Bogotá, D.C., veinte (20) de febrero de dos mil veinte (2020).

Decide la Corte la impugnación formulada contra el fallo de 15 de enero de 2020, proferido por la S. Civil Familia Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Montería dentro de la acción de tutela que promovió C.A.P.G. contra el Juzgado Cuarto Civil del Circuito de la misma localidad.

ANTECEDENTES
  1. El accionante, actuando en nombre propio, reclamó la protección de los derechos fundamentales al debido proceso –defensa y contradicción–, acceso a la justicia e igualdad, presuntamente vulnerados por la autoridad convocada dentro del trámite de responsabilidad médica (radicación 2018-00097), en el cual hace parte del grupo de convocantes.

  2. En sustento de sus súplicas, indicó que presentó demanda en contra de Coomeva EPS, Clínica Montería S.A. y el médico A.Á.G., con el fin de que se reparen los perjuicios materiales e inmateriales causados «con ocasión de la mala praxis médica que se me llevó a cabo el 17 de diciembre de 2014, cuando al realizar el cirujano el procedimiento denominado nefrostolitotomía (o nefrolitotomía) percutánea, me perforó el pulmón derecho».

    Explicó que su conocimiento correspondió al Juzgado Cuarto Civil del Circuito de Montería, que convocó para audiencia inicial el 12 de septiembre de 2019; pero, antes de dicha fecha, radicó memorial para que se le otorgara amparo de pobreza, «en el que juramos [que] no estamos en capacidad de atender los gastos del proceso sin menoscabo de lo necesario para nuestra subsistencia y de las personas a quienes por ley debemos alimentos».

    Precisó que, en audiencia de 28 de noviembre siguiente, la autoridad negó el amparo solicitado, «interpretando de forma arbitraria que el artículo 152 CGP solo da como oportunidad para presentar amparo de pobreza antes o al presentar la demanda».

    Refirió que su apoderado interpuso recurso de reposición contra esa determinación, «haciéndole saber al juez que el Tribunal Superior de Montería, mediante fallo de tutela de 18 de octubre de 2019, había indicado que dicho amparo podía presentarse en cualquier tiempo, con la sola manifestación de estrechez económica». Señaló que ese despacho confirmó su decisión, lo que impidió que «se decretaran las pruebas periciales solicitadas».

  3. Así las cosas, pidió que «se revoquen los autos dictados en audiencia de fecha 28 de noviembre de 2019 por el Juzgado Cuarto Civil del Circuito Judicial de Montería».

    RESPUESTA DE LOS ACCIONADOS Y VINCULADOS

  4. El Juzgado Cuarto Civil del Circuito de Montería manifestó que «es cierto que el despacho negó el amparo de pobreza, por haber sido solicitado extemporáneamente. Obsérvese que la demanda fue presentada el 23 de marzo de 2018, y el amparo de pobreza fue solicitado [el] 20 de agosto de 2019, [es decir], 17 meses después».

  5. La apoderada de la Clínica Montería S.A. en el trámite que se revisa dijo que el amparo de pobreza debe ser solicitado «antes de o con la interposición de la demanda», de modo que se debe desestimar el reguardo.

    FALLO DE PRIMERA INSTANCIA

    El tribunal a quo negó la protección deprecada porque la decisión que se cuestiona es razonable, al margen de que «pudiera disentirse de la providencia censurada, [pues] ello no se erige en razón suficiente para conceder el amparo constitucional».

    IMPUGNACIÓN

    El promotor reiteró los argumentos del escrito tutelar, y expuso que el Código General del Proceso «no limita la oportunidad para solicitar [el amparo de pobreza]».

CONSIDERACIONES
  1. Problema jurídico.

    Corresponde a la Corte...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA